Florece en tu vida a través de tu trabajo para decir #AmoMiTrabajo

Si alguien me hubiera preguntado hace 20 años, cuando iniciaba mi carrera corporativa, si era posible vivir de lo que te apasiona hubiera dicho que SÍ. Hoy, tras otros 20 años creciendo en mi profesión sigo creyendo lo mismo. ¿Hago lo mismo que hace 20 años? NO. ¿Me apasiona lo mismo? Sí, y no. En algún aspecto hay pasiones que vengo forjando desde niña y otras que fui descubriendo con el tiempo.

Hoy la ciencia (ver Grit, de Angela Duckworth) respalda mi experiencia y conocimiento sobre el tema “pasiones”: son intereses a descubrir a través de la práctica y a cultivar con la perseverancia.

El éxito en la vida, el poder FLORECER, depende de tu GRIT (“GARRA” en español argentino…) que es la PASIÓN + PERSEVERANCIA.

También sabemos, gracias a científicos del comportamiento humano (Mindset, de Carol Dweck), que la clave está en saber que: TODOS podemos aprender lo que necesitamos para lograr nuestros objetivos, ya que el cerebro es infinitamente plástico, lo cual equivale a decir que la inteligencia es variable, construible y no fija, y que los talentos son desarrollables. Es más, el talento innato puede ser una “barrera”, sobretodo si fomentamos la creencia que logramos las cosas gracias sólo a eso, porque nos estanca y evita crecer y aprender, no nos permite evolucionar nuestro talento con la práctica. ¡Cuántos niños prodigios se quedan a mitad de camino y cuántos luchando por lo que quieren lograr cosas nunca imaginadas!

Los talentosos que además desarrollan ese talento con horas y horas de práctica logran mucho, pero no vemos el proceso de convertirse en exitosos porque tendemos a querer creer que el esfuerzo no es necesario cuando hay talento.

Te voy a contar cómo vivir de tu pasión, para lograr eso que quieres, por que HAY, al menos, UNA BUENA Y VALIOSA RAZÓN POR LA CUÁL ESTÁS VIVA, aunque aún no sepas cuál es.

Paso 1: Descubre lo que te apasiona.

La palabra “descubre” es un verbo que implica una ACCIÓN: hacer algo. Las pasiones no se descubren “pensando” únicamente, sino combinando: curiosidad + experimentación + reflexión.

CONÉCTATE:

Escribe una lista empezando desde que naciste, (¡Sí, desde allá lejos y hace tiempo!) de todo lo que te interesaba. Ve año por año, recuerda lo que decían tus tías o abuelas, tus amigos de la infancia, que les llamaba la atención de ti, que nombraban como que hacías mucho, o qué recuerdas. Escribe TODO hasta el día de hoy. Esto te va a tomar fácil 10 minutos y no importa que no te acuerdes de todo, simplemente fluye y escribe.

TRANSFÓRMATE:

  • Analiza lo que escribiste, busca similitudes, engloba ideas y pregúntate por qué. Pregúntate por qué te gustaba lo que te gustaba y qué obtenías de ello es muy importante para encontrar tu motivación y propósito.

Por ejemplo, en mi caso a mi me gustó siempre hablar con la gente, conocidos, desconocidos, gente adulta, preguntarles cosas y quedarme escuchando por horas sus historias. Cuando recuerdo el por qué me gustaba, era una mezcla de ganas de conocer a esa persona a fondo, como si me sintiera conectada y UNIDA a ella a través de su historia, y de aprender algo nuevo, maravilloso. Siempre amé APRENDER, de personas, de libros, de dónde fuese. La conexión me daba una sensación de UNIDAD y el aprendizaje que me permitía sentir que me expandía o crecía, siempre fueron pasiones y lo siguen siendo. No por nada escucho a las personas TODOS los días y hoy forma la clave en mi trabajo como coach.

  • Reflexiona cuánto cultivas (te enfocas, le das tiempo y energía) de manera DELIVERADA a tus intereses HOY. Angela Duckworth, descubrió que la PRÁCTICA DELIVERADA de un interés es lo que distingue a los exitosos de los lo que no llegan a nada.

Práctica Deliverada:

  • Objetivo alto claramente definido.

  • Completa concentración y esfuerzo.

  • Retroalimentación (feedback) inmediata e informativa.

  • Repetición con reflexión y refinamiento.

Por ejemplo, el ayudar a la gente a florecer es hoy mi pasión y tengo un objetivo muy claro: llegar a inspirar y enseñar a más de un millón de personas antes de cumplir 50 años, a que logren hacerse cargo de quienes son, de lo que necesitan para florecer y estar en el mundo con TODO su Ser, dando lo que vinieron a ofrecer. Le puse fecha y número para hacerlo concreto, para trazar un plan, para lograrlo. Y este año ese objetivo se traduce en lanzar mi libro en Panamá y llegar a 500 personas que sean núcleos de crecimiento para sus familias. Estoy súper concentrada en aprender lo que necesito para esto, aprendo tanto de cómo lograr florecer como de cómo llegar a esa cantidad de gente de manera eficiente y relevante. Mi retroalimentación es diaria, escuchando los comentarios de las personas a las cuales coacheo, preguntándoles siempre: ¿Qué te sirvió de esta sesión y qué puedo cambiar para hacerla mejor la próxima? Además, tengo los resultados en números para saber si voy bien o mal y cada semana hablo con mi equipo de trabajo para ver cómo podemos hacer para  acercamos al objetivo. Cambio lo que sea necesario y vuelvo a practicar. Soy INCANSABLE en levantarme y seguir, y eso me lleva al próximo paso clave, pero antes…

FLORECE:

Resume lo que hiciste y escribe tus intereses y qué te motiva a ellos y que haces hoy para cultivarlos. Ahora responde:

¿Qué podrías hacer para descubrir más sobre tus intereses/pasiones?

¿Qué podrías hacer para cultivar la práctica de forma deliberada?

De lo anterior, hazte una promesa:

“Voy a descubrir más sobre mis intereses….. y voy a cultivarlos practicando deliberadamente (haciendo)….”

Paso 2: Persevera con optimismo.

¿Qué hace que algunas personas logren vivir de su pasión y otras no? La perseverancia.

Y esto no es solamente seguir como toro a lo que dé lugar, sino que significa cultivar el OPTIMISMO y levantarte cada vez que te alejas de tu objetivo respetando tus valores en el camino, sabiendo que UN TROPIEZO NO ES CAÍDA, y de cada error puedes aprender algo para mejorar-te y acercarte más a tu objetivo.

Cuando yo empecé a jugar al tenis acá en Panamá, me decían: “Es que tú eres guerrera. no abandonas la lucha. Parece que no llegas y si llegas. Parece que te quedarás en el piso al caerte, pero no, ¡tú te levantas y sigues!”. Es verdad, y ese comentario me ayudó a hacer más eso, a no abandonar hasta que todo termine. Todo en mi vida es así, hasta mi maestro y mentor Fred Kofman lo puso en su recomendación hacia mí en LinkedIn: “Whatever it takes” / “Lo que sea necesario”, eso me describe. Claro que tengo que cuidar el lado oscuro de esa fuerza mía, que es hacerlo dentro de mis valores y no pisotearlos por nada, porque sino no me siento feliz.

Para poder perseverar, necesitas cultivar tu optimismo. Sí, esto también se construye. Hay personas que tienden a ser más pesimistas, y lamentablemente esto está demostrado que tiene más correlación con la depresión, la ansiedad, la enfermedad, la peor calidad de vida, e incluso ¡la menor longevidad!.

El optimismo, al contrario, te hace más feliz, logras más y vives más sano y por más tiempo. El optimismos es un HÁBITO, es pensar que de todo puedes aprender, y que mañana será mejor que hoy porque incluso lo malo tiene sentido y haz crecido gracias a ello. Es no estancarte en el resentimiento, la culpa, el pasado, es seguir y seguir construyendo día a día.

CONÉCTATE:

  • Califica tu perseverancia: ¿Cuánto estás siguiendo tu pasión a pesar de las dificultades? (de 0 a 100%) Si es menor de 100%: ¿qué te hace falta para cerrar la brecha y llegar al 100%?

TRANSFÓRMATE:

Cultiva tu optimismo: escribe 3 cosas positivas sobre los errores, las cosas “malas” que te pasan en relación a tu sueño, objetivos. ¡Dales la vuelta!

FLORECE:

Hazte la promesa:

“Para poder lograr mis sueños voy a cultivar mi perseverancia y optimismo (haciendo)…”

Paso 3: Modifica tu realidad hoy con tu pasión de guía.

Pensar que necesitas hacer algo distinto para florecer es no ser suficientemente creativo. En mi experiencia coacheando a miles de personas puedo decirte que 8 de cada 10 personas empiezan diciéndome que creen que tienen que cambiar de trabajo, de jefe, de pareja, de vida, para lograr lo que quieren, y al final descubren que hay algo en ELLOS, no en su entorno, que no les permite ser felices y que pueden lograrlo sin cambiar lo externo sino transformándose ellos. ¡¿Cómo Denise?! Haciendo lo anterior primero y luego…

CONÉCTATE:

¿Qué pasiones NO estás viviendo en vida, en tu trabajo, tu entorno o en tus relaciones actuales?

Por ejemplo, una de mis clienta me decía que su jefe era súper controlador y demandante, que todo el tiempo le preguntaba lo que hacía y quería saber a detalle, a la vez que no paraba de pedirle más y más cosas.

¿Cómo sería tu vida si pudieras vivir esas pasiones? ¿Que tendría más y què menos?

Ella, en su caso, quería vivir una vida con mayor paz, y tiempo para aprender y crecer sin tanto estrés.

TRANSFÓRMATE:

¿Qué puedes hacer TÚ para cambiar tu realidad?

Cuando le pregunté esto a una clienta hace unos años, primero se sorprendió y dudó diciendo: “¿Yo? Si es mi jefe el insoportable. Tendría que irme del trabajo y cambiar a otro”.

Yo le respondí: “Puede ser, es una alternativa. Pero antes de eso necesitas verte como parte del problema o no podrás ser parte de la solución. Y lo que es peor, te seguirá pasando esto hasta que aprendas la lección. Entonces: ¿qué estás haciendo TÚ para sentirte exigida y controlada?”

Lo pensó un poco más y dudando me dijo: “Tal vez digo a todo que sí, y luego, como no cumplo, mi jefe ya no confía en mí y me controla para asegurarse que lo próximo que le prometa si lo haré”.

¡LISTO! Con ella trabajamos en aprender a hacer compromisos que sí pudiera cumplir, construyendo mayor confianza y así evitando la necesidad de su jefe de controlar. Es más, cuando ella se puso en el lugar de su jefe, se dio cuenta lo mucho que desconfiaba de alguien que decía a todo que sí, y lo importante que era saber decir no, o decir sí con condiciones para poder satisfacer ese pedido.

Siempre hay algo que TÚ puedes aprender y cambiar para transformar tu realidad actual en aquello que deseas.

Si tu trabajo no está relacionado con tu propósito o tus pasiones pregúntate:

¿Qué partes de mi trabajo están más cerca de mis intereses o què puedo hacer para transformar mi trabajo en algo que me apasione?

FLORECE:

Prométete algo que vaya a cambiar tu realidad actual a partir de ahora. Algo concreto, medible accionable, aunque sea “aprender a…” algo que no haces bien y podría transformar tu realidad, como le pasó a mi clienta.

Es realmente apasionante, para mí, aprender a crear una vida donde podamos ser FELICES, sentirnos PLENAS, REALIZADAS y llenas de cosas para DAR.

Te deseo que puedas florecer y para eso, estoy aquí.

Si no te alcanza esta guía, tienes dudas o quieres trabajar más a profundidad en TU caso especial y único, podemos hacer una sesión de coaching para que lo logres. Puedes preguntarme lo que sea, te leo y respondo. En forma pública aquí y sino a mi email directo: denise@denisedziwak.com

Te invito a realizar el siguiente test para que conozcas tu GRIT:

Con amor y gratitud,

Denise Dziwak.

Denise Dziwak. Biografia.Denise Dziwak trabaja como coach, consultora de negocios, conferencista y autora, habiendo publicado recientemente su libro Florecer en Familia. La Casa Interior.

Si quieres trabajar con Denise puedes ver su programa de coaching para Florecer AQUÍ.

Si quieres que te envíe recursos, tips gratuitos y nuestras novedades, ¡súmate al grupo de mujeres que ya están floreciendo!

¡Gracias por suscribirte a mi newsletter! Pronto estarás recibiendo novedades.